Manteca Corporal de Mango 250 ml

12.95 IVA Incluido

La Manteca Corporal de Mango es aconsejable para tratamientos de erupciones cutáneas y antiarrugas, ya que potencia la flexibilidad de la piel. El mango siempre ha sido una fuente natural de vitaminas y carbohidratos. Las propiedades antioxidantes de esta fruta ayudan a la cicatrización de heridas y a la regeneración de la piel. Reúne las propiedades de los principios activos que la componen: Manteca de Karité, Aceite de Almendras Dulces y Extracto de Mango.

Añadir a la lista de deseos
Categoría:

La Manteca Corporal de Mango es aconsejable para tratamientos de erupciones cutáneas y antiarrugas, ya que potencia la flexibilidad de la piel. El mango siempre ha sido una fuente natural de vitaminas y carbohidratos. Las propiedades antioxidantes de esta fruta ayudan a la cicatrización de heridas y a la regeneración de la piel. Reúne las propiedades de los principios activos que la componen: Manteca de Karité, Aceite de Almendras Dulces y Extracto de Mango.

La Manteca de Karité destaca por sus increíbles propiedades hidratantes. Regenera las células de manera excelente, además ofrece una hidratación intensa y una nutrición de larga duración. Además, la Manteca de Karité es rica en vitaminas A, D, E y F. Ayuda a cicatrizar la piel, relajarla y le aporta protección.

El Aceite de Almendras Dulces es muy rico en vitamina E, calmante, suaviza y ayuda a que la piel no pierda demasiada hidratación. Perfecto para el tratamiento en pieles sensibles, secas, descamadas y dañadas, rugosidades, irritaciones y picores.

El Mango ayuda a purificar la piel y aporta Vitamina A, además cuenta con propiedades que regeneran la piel y así se consigue que las cicatrices o las manchas se reduzcan de manera muy visible.

Nuestra Manteca Corporal de Mango es un producto natural y vegano. Sin alérgenos ni parabenos. Apta para todo tipo de pieles. Testada dermatológicamente. Producto fabricado en España.

 

 

Peso 0.250 kg
Modo de Empleo:

Aplicar sobre las zonas del cuerpo deseadas con un suave masaje hasta su completa absorción.

Precauciones:

Mantener fuera del alcance de los niños. Solo para uso externo. Evitar contacto con ojos, heridas y mucosas.